En el filo del caos_Ciclo 3.png

EN EL FILO DEL CAOS

CIclo 2021

En el filo del caos significa, literalmente, alejados, muy alejados del equilibrio. Ello, en contraste con un mundo centrado en la búsqueda de equilibrios de todo tipo (contables, financieros, comerciales, tecnológicos y otros). Es en el filo del caos donde suceden las cosas más apasionantes, pero también las más delicadas y sensibles. Existe una ciencia que se ocupa de ese espacio, ese umbral. De todos los fenómenos alejados del equilibrio el más importante desde muchos puntos de vista es la vida, los sistemas vivos. La vida tal-y-como-la-conocemos, y la vida-tal-y-como-podría-ser-posible, un amplio umbral que cubre desde los extremófilos y los protozoos hasta los seres humanos y la vida y la inteligencia artificial.

 

Pues bien, Surtómica convoca al tercer ciclo centrados en esa dimensión: el filo del caos. Ciencia, arte, estética, ingenierías; pero también, la existencia individual, el estado de la humanidad, la vida de la biosfera y las relaciones con el universo entero emergen en dicho umbral. El vértigo nos cobija y podemos confiar en esta sensación y abocarnos al estudio y a la creatividad lejos del equilibrio. Lo que resulta es sorprendente: ganamos en grados de libertad, en posibilidades y en indeterminación. Sí: el límite es el cielo. Es decir, no hay límites.

Texto por: Carlos Eduardo Maldonado

Imagen: Microuniversos por Hamilton Mestizo

contexto

Las cosas más apasionantes en el universo, en el mundo y en la vida de cada quien suceden en algún punto lejos del equilibrio, o también, en el filo del caos. La complejidad consiste exactamente en eso: en desequilibrar el pensamiento, desequilibrar las instituciones, desequilibrar el conocimiento, la economía y los poderes. Al fin y al cabo, los sistemas vivos existen y se hacen posibles manteniéndose en ese umbral. Y allí, claro se juegan la piel. Y entonces se hacen posibles, originaria, radicalmente.

El estudio de la vida comporta una dúplice perspectiva, así: se trata de la vida tal-y-como-la-conocemos tanto como de la vida tal-y-como-podría-ser-posible. En locus en el que nace este doble reconocimiento es el de la vida artificial. Que, hay que decirlo, no es otra cosa que la evolución de la vida por otros caminos, con otras reglas, en otras formas y estructuras.

Al fin y al cabo, las diferencias entre la vida y la no-vida no son ontológicas o materiales y ciertamente no sustanciales. Se trata, mucho menor, de diferencias de grados o gradientes, de organización o cualitativas. Y en el filo del caos es donde emergen las posibilidades; más exactamente, los grados de libertad. Dicho de forma negativa, los sistemas vivos niegan la física y las leyes (= neguentropía); y dicho positiva o afirmativamente, introducen crecientemente grados de libertad en el mundo; eso: grados de libertad abiertos, indeterminados, tantos como quepa imaginar.

 

Los sistemas vivos comportan una gama amplia de tonalidades, formas y expresiones; desde los extremófilos, pasando por los protozoos, los virus, las bacterias, los hongos y los parásitos, hasta los insectos, las plantas, los metazoos, los mamíferos, los cordados y hasta los seres humanos. Y esos hijos de los seres humanos que es la inteligencia artificial y la vida artificial. Es prácticamente imposible girar la mirada y no ver vida.

Pues bien, análogamente a como el planeta no tiene vida, sino que está vivo –y entonces claro, no se llama “planeta” o “Tierra” (conceptos fisicalistas)-, asimismo, la vida del planeta se corresponde

con su sistema ecológico, el cual invita a volver la mirada a la galaxia, al grupo local de galaxias, y más allá. ¿Está vivo el universo? ¿Es inteligente el universo? Cabe distinguir siempre entre el cosmos, el universo observable y la existencia de universos múltiples, paralelos. Todo ello, alejados del equilibrio, componiendo, visual, sonora y orgánicamente estructuras que parecen exhibir vida. Al fin y al cabo, la vida no es un estado, sino un proceso, un ciclo, un comportamiento.

 

¿Cómo sabemos que alguien nos ama o nos odia, que es nuestro amigo(a) o es indiferente ante nosotros? No por aproximaciones platónico-aristotélicas que harían pensar en cosas como “la amistad”, “el amor”, “el odio” y demás. Es por sus comportamientos, expresiones, gestos, movimientos y actitudes que sabemos que alguien es nuestro amigo; o no. Podemos así, girar la mirada en derredor y empezar a comprender las cosas de otra manera. Pero para ello, debemos acercarnos a ese umbral que es el caos, al filo, cerca, pero sabiendo mantener la distancia; algo que se dice fácil, pero es difícil de llevar a cabo.

¿Cómo es una ciencia en el filo del caos? ¿Cómo es el arte y la estética, alejados del equilibrio? Bastante más y mejor que la incertidumbre, aprendemos la indeterminación. Y entonces experimentamos la libertad (akrasía, más radical que la eleuthería, y más radical que la autonomía – autós nomos). Pero la ciencia o el arte son en realidad formas de existencia, estilos de vida, mucho más y mucho mejor que tipos de conocimiento.

¿En el filo del caos? Resuenan las voces de Heráclito –panta rei-, de Anaximandro –to apeiron-, y través de los tiempos, la de Heisenberg (Unbestimmtheit, Ungenauigkeit); por ejemplo. La verdadera angustia ante la existencia, manifiesta Antoine Roquentin (Sartre, La Náusea), es la angustia ante la libertad. Varias otras voces pueden y deben encontrarse, en una variedad de campos, disciplinas, ciencias, prácticas y saberes. En el filo del caos…

- Carlos Eduardo Maldonado

En colaboración con

1_v-pBfPEaxSfTNAkw0vPvCw.jpeg

CorpoGen es un centro de investigación privado, sin ánimo de lucro, que trabaja desde 1995 en investigacion científica y desarrollo tecnológico en Colombia​. Tiene una variada oferta que incluye investigación, desarrollos biotecnológicos y servicios en tecnologías de punta.

Conoce más AQUÍ

Captura de pantalla 2021-02-26 a la(s) 1
BioCrea 3.png

BIOCREA es un proyecto de experimentación, investigación y prototipado en temas relacionados con biología y biotecnología, arte y diseño. Fundado en 2018 en Medialab Prado dió inicio a un “espacio abierto de biología creativa”, planteando líneas de trabajo (ecología, genética, biomateriales, biosensores, cibernética, energías alternativas, educación, alimentación, entre otros) que puedan llevarse a cabo en un laboratorio público bajo la filosofía del DIYbio (biología hazlo tu misma), la ciencia ciudadana, el biohacking y el bioarte.

Conoce más AQUÍ

Logo BioCrea.jpeg

ESPACIOS 

Obra Dani 1.png

Seminarios y conversatorios a cargo de lxs creativxs de la Red Suratómica, en los que comparten sus ideas, sus proyectos e investigaciones, invitando a lxs demás integrantes de la Red a dialogar sobre sus temas de interés en arte y ciencia.

Encuentros de lxs creativxs para co-organizar la Red y sus proyectos. 

20180504_143421 2.JPG

Los Grupos de Creación son espacios de encuentro para compartir ideas, conocimientos y procesos creativos de forma colaborativa y abierta..

IMG_0124.JPG

Los laboratorios son espacios de experimentación y creación de proyectos artísticos, que se realizan con el apoyo de un científico y un artista.